YP5PY2TCRJHBHD4NNU6TCGOWAE
NOTICIAS

Navegando los 500 años del estrecho de Magallanes

Loading...
Se conmemoran cinco siglos de la llegada de Fernando de Magallanes al paso sudamericano que permitió unir por primera vez los océanos Atlántico y Pacífico

El 21 de octubre de 1520, hace exactamente 500 años, el capitán portugués Fernando de Magallanes logró lo que Cristobal Colón no había logrado casi 30 años antes: llegar a Asia navegando hacia el oeste desde España. “Certificó por primera vez que el mundo era redondo y que se podía circunnavegar”, dijo recientemente José Maza, astrofísico y astrónomo chileno, en un foro organizado por la agencia EFE. En este 2020 en el que aún existen los ‘terraplanistas’, el día histórico en el estrecho de Magallanes es un recordatorio de lo que no fue evidente durante siglos: la tierra, no cabe duda, es redonda.

El año anterior, en 1519, Magallanes había salido de Sanlúcar de Barrameda en España con más de 200 hombres en cinco pequeños barcos. Viajaron con una intención comercial más que evangélica: su objetivo era conectar a España con la ruta de la seda y las islas Molucas, en el archipiélago de Indonesia. Los navegantes no tenían mapas sino estimaciones; no tenían idea de la longitud del viaje, pero sí de la latitud con solo mirar la posición del sol. Después de varios meses, de varias deserciones y disputas en el camino, llegaron adonde no había llegado aún el imperio europeo: el extremo más al sur de América, que conecta al océano Pacífico con el Atlántico.

Una conmemoración en Punta Arenas

En conmemoración de este quinto centenario, el moderno buque escuela Juan Sebastián Elcano de la Armada española llegó esta semana al Estrecho de Magallanes —salió el 6 de agosto desde San Fernando— y se plantó frente a la bahía de la ciudad chilena de Punta Arenas. A este lo acompañó un buque chileno “gemelo”, el Esmeralda, que se construyó como una copia mejorada del Elcano. Puesto que Punta Arenas ha sido fuertemente afectada por la pandemia, la marina chilena estuvo ahí para recibir a los españoles desde tierra, pero nadie salió de los barcos por miedo a un posible contagio de coronavirus. Este miércoles, ambas embarcaciones serán las protagonistas de un acto que simbolizará el encuentro entre dos mundos hace 500 años.

Loading...

En Chile se celebrará una misa católica en Bahía Fortescue y luego el Elcano continuará su curso por el océano Pacífico con la esperanza de hacer otras paradas en Valparaíso o Guayaquil, según la situación de la pandemia en cada ciudad. El jueves se revelará en Punta Arenas un megamonumento del escultor chileno Francisco Gazitúa, Circunnavegación, que mide 20 metros de altura y pesa 25 toneladas. Es una simulación de un globo terráqueo con una representación interna de la embarcación que comandó Hernando de Magallanes hace 500 años. Con su travesía, dice el escultor, Magallanes “cambió incluso la relación de la tierra con las estrellas”.

En el último siglo, el logro de cruzar el estrecho ha sido comparado con la llegada de Neil Armstrong a la Luna: un cambio de referente geográfico, un símbolo de que la exploración moderna no tenía límites. “Fue el hecho fundamental para abrir esa primera globalización”, dice Enrique Ojeda, embajador de España en Chile. “La primera globalización empieza con ese hito: la conexión entre Asia, Europa y América arranca una vez que se consigue cruzar el estrecho de Magallanes y luego completar la vuelta al mundo”.

Loading...
DEJA TUS COMENTADIOS AQUI

Similar Posts