TVN y Canal 13 se enfrentan con el municipio para suspender el Festival de Viña 2021

TVN y Canal 13 se enfrentan con el municipio para suspender el Festival de Viña 2021

En sus 60 años de trayectoria, el certamen internacional nunca ha suspendido una de sus ediciones.

A seis meses de una nueva edición del Festival de Viña del Mar, los directores ejecutivos de TVN y Canal 13 pidieron a la municipalidad suspender el evento. Algo que fue rotundamente rechazado por la autoridad comunal.

A través de una carta formal, la que dio a conocer La Tercera, las señales de televisión solicitan al municipio dejar sin efecto la próxima edición, tomando en consideración lo ocurrido con la pandemia de coronavirus.

En el escrito que fue entregado esta semana, los canales expusieron las dificultades logística del festival. Esto ya que hay que cumplir con protocolos sanitarios para realizar eventos masivos, sumado a los problemas para contar con artistas internacionales.

Para mayor problema de TVN y Canal 13 la municipalidad se opuso tajantemente. La intención de la alcaldesa Virginia Reginato es seguir adelante con los planes.

“A esta altura del año, lo que les corresponde es presentar a la municipalidad una propuesta concreta, no excusas, la cual ellos tienen la obligación de tramitar los permisos y la directiva de funcionamiento, para que las autoridades de Orden y sanitarias se pronuncien sobre la factibilidad de realizarlo”, recalcó Reginato al diario.

Mientras que Mario Araya, director de Concesiones de la Municipalidad de Viña del Mar, explicó los deberes de ambas señales. “La obligación de los canales es realizar el Festival, producirlo y transmitirlo por televisión y radio en el mes de febrero de cada año”, comentó. 

De llevarse a cabo, esta será una medida inédita, pues el certamen nunca se ha suspendido en sus 60 años de historia, desde 1960.

TVN y Canal 13 piden suspender el Festival de Viña 2021 y Municipalidad responde: “No es plausible”

Esta semana, a través de una carta, los directores ejecutivos de los canales organizadores solicitaron formalmente al Municipio cancelar la próxima edición del certamen, debido a la emergencia sanitaria. Desde la Municipalidad descartan categóricamente la posibilidad de suspender por primera vez la cita en 60 años de historia: “Los concesionarios tienen la obligación de producir, organizar y transmitir el Festival”, dice la alcaldesa Virginia Reginato.

Los argumentos que exponen ambos canales son varios -según pudo conocer La Tercera-, aunque todos vinculados a la imposibilidad de cumplir con las cláusulas de su contrato debido a la emergencia sanitaria global y a las dificultades para desarrollar eventos masivos en el mediano plazo. Por ejemplo, los ejecutivos plantean las complejidades que supone desplazar a sus equipos desde Santiago a Viña del Mar, ciudad que sigue en la fase 1 de cuarentena; los impedimentos para contar con artistas internacionales disponibles para venir a Chile en febrero; y que las pólizas de seguro involucradas no cubrirían los costos de una eventual suspensión del espectáculo.

Si bien los directores de ambas estaciones ya habían expuesto estas inquietudes, tanto a través de cartas formales como también en las reuniones semanales que sostienen vía Zoom con representantes del Municipio -en las que también han participado miembros de la productora Bizarro y los productores del certamen de cada canal, José Antonio Edwards (TVN) y Mauricio Correa (Canal 13)-, en esta última misiva, enviada el lunes pasado a la Municipalidad, el planteamiento es más concreto y explícito: suspender de manera extraordinaria la realización del Festival hasta 2022 y, con ello, las obligaciones contractuales que unen a todas las partes.

Este último punto no es menor y hace que se vuelva indispensable llegar a un acuerdo entre todos los integrantes de la mesa de trabajo. Y es que una eventual decisión unilateral por parte de las señales los expondría a elevadas multas por incumplimiento de contrato. Un escenario estipulado en las bases de la licitación pública -que corre hasta 2022- y que sólo la Municipalidad podría modificar.

Pero al interior el Municipio la postura en torno al certamen es completamente diferente. La intención de la alcaldesa Virginia Reginato y de su equipo de asesores es seguir adelante con Viña 2021 o, al menos, esperar algunos meses antes de tomar una decisión definitiva. Esto último -explican- considerando que aún restan seis meses para el certamen, así como el desconfinamiento progresivo que vive hoy el país ha dado paso a algunas actividades aprobadas por la autoridad como el fútbol, la reapertura de malls y el anuncio de los primeros conciertos con distanciamiento social para octubre.

Además, tal como ha sido planteado en las reuniones sostenidas en las últimas semanas, desde el Municipio de Viña del Mar esperan que, antes de desistir del evento, los canales organizadores cumplan con su parte del contrato y envíen una propuesta concreta a la Municipalidad con un plan para realizar el espectáculo que se ajuste al contexto sanitario actual.

Una postura que fue reafirmada hoy, en una carta de respuesta enviada desde la Municipalidad a los directores ejecutivos de TVN y Canal 13, donde cierran la puerta a la opción de cancelar el certamen. Si bien en la misiva el Municipio reconoce que el país atraviesa por circunstancias complejas y distintas a las habituales, plantea que no existen fundamentos para suspender el Festival y les solicita a ambas estaciones apegarse a las bases de licitación y a las cláusulas contractuales.

Consultado por este tema, el Director de Concesiones de la Municipalidad de Viña del Mar, Mario Araya, confirma que “hemos recibido, efectivamente, la solicitud de los canales concesionarios en que solicitan no realizar la 62ª versión del Festival de la Canción de Viña del Mar, donde sus principales argumentos tienen que ver con la situación actual del país en materia de seguridad sanitaria y los efectos del coronavirus”.