Ringo Starr cumple 80 años este Martes 7 de Julio

Ringo Starr  cumple 80 años este Martes 7 de Julio

 

Ringo Starr está de cumpleaños este martes 7 y se convertirá en el primer beatle en alcanzar las ocho décadas de vida. Zak Starkey, su hijo mayor, nacido en pleno frenesí beatlemaníaco y también baterista de The Who, habla con Culto acerca de crecer con un padre símbolo del siglo XX, aunque advierte: “En un momento me rebelé contra los Beatles”.

Cuando a los 14 años tenía su propia banda, The Next, y despegaba como baterista en los pubs londinenses, Zak Starkey (54) tomó una decisión drástica que para cualquier músico en cualquier lugar del planeta sería un acto kamikaze: renegar de los Beatles.

 

Ringo Starr, a punto de cumplir los 80: "Me metí mucha droga ...

 

“Me rebelé y no quise escucharlos más. Ni a mi papá ni a mi mamá”, confirma. En su caso, la blasfemia era doble: no sólo se trataba de matar a la banda más grande de todos los tiempos; también se trataba de matar al padre. Un ejercicio freudiano contra la grandeza de la beatlemanía.

“Mi grupo empezó a recibir mucha atención, pero por las razones equivocadas, no por su música, no por lo que mostrábamos, no por lo que éramos. Por eso me rebelé. Pero fue sólo por un tiempo”, matiza ahora, al teléfono con Culto desde su residencia actual en Jamaica.

Si la historia de The Beatles se narrara como una dinastía, Zak Starkey sería uno de sus herederos más aventajados. Nacido el 13 de septiembre de 1965, es el hijo mayor de Ringo Starr -Richard Starkey, su verdadero nombre-, fruto de su primer matrimonio con la peluquera Maureen Cox. Llegó al mundo justo cuando el grupo empezaba a resentir los estragos de una popularidad sin precedentes y se alistaba para abrir la vorágine creativa inaugurada ese mismo año con el disco Rubber Soul.

Zak vivió el primer lustro de su existencia viendo a papá como un beatle, casi como un testigo silencioso de ese segundo período del cuarteto que cubre desde sus mejores álbumes hasta la ruptura en 1970, quizás con varias mañanas en que su progenitor se despedía de beso para ir a trabajar y le prometía estar pronto de vuelta: “Ahora debo terminar de grabar unas cositas en Sgt. Pepper y quedo disponible para que juguemos”, “termino con los chicos de hacer Abbey Road y nos vemos en la noche para leerte un cuento”.

Por lo mismo, fue finalmente un batalla perdida liberarse de la sombra del baterista más célebre de la historia y hasta hoy, a las puertas de cumplir 80 años este martes 7 de julio, un hombre cuyo rostro junto al de sus tres excompañeros se sigue replicando casi imparable en pósters, poleras, documentales, llaveros, fotos de Instagram y cualquier artefacto posible. De hecho, alguna vez le bastó sentarse frente a una pantalla para darse cuenta que su padre incluso a veces no era humano: era un dibujo animado llegado desde otro mundo.

-¿Recuerda cuál fue ese momento exacto en el que por primera vez pensó “mi padre es uno de los Beatles”?

-Sí, cuando vi la película Yellow Submarine. Antes nunca tuve noción de que él estaba en la banda.