Es oficial: programas de “Chespirito” salen de todas las pantallas del mundo tras cinco décadas

Es oficial: programas de “Chespirito” salen de todas las pantallas del mundo tras cinco décadas
Diferencias legales y económicas entre Televisa y los herederos del fallecido Roberto Gómez Bolaños dejaron fuera de la TV a todos los programas del artista mexicano.

Luego de cerca de cinco décadas desde sus primeras transmisiones, las historias creadas por Roberto Gómez Bolaños, “Chespirito”, que formaron parte de la infancia de más de una generación de latinoamericanos, dejan de exhibirse en la televisión en todo el planeta.

A través de las redes sociales, Roberto Gómez Fernández, hijo del fallecido artista mexicano (1929-2014), lamentó la decisión. En su mensaje aseguró que, junto con su familia, seguirán luchando para que el legendario programa vuelva a transmitirse.

“Aunque tristes por la decisión, mi familia y yo esperamos que pronto esté “Chespirito” en las pantallas del mundo. Seguiremos insistiendo, y estoy seguro de que lo lograremos”, tuiteó el hijo del recordado actor, productor, director y escritor, sin dar mayores detalles acerca de las razones de este hecho.

Lo que se supo es que esta drástica determinación se debe a que el Grupo Televisa y el Grupo Chespirito no pudieron llegar a un acuerdo para proseguir la relación que tenía, por lo esos problemas económicos y legales detuvieron la transmisión de todos los  programas creados por Roberto Gómez Bolaños en televisión abierta en México y en más de 20 países.

De hecho, este viernes 31 de julio fue el último día de transmisión ininterrumpida de los espacios del famoso “Chespirito”, y de hecho TVN no emitió este fin de semana por la mañana “El Chavo del 8”, programa que retomó en septiembre del año pasado.

Florinda Meza, viuda del actor, también se pronunció a través de las redes sociales. En un hilo de tuits, afirmó que no había sido convocada a las negociaciones, pero consideró la decisión “una agresión hacia la gente”.

“Pretender eliminarlo de tajo es una medida poco inteligente. Es triste comprobar cómo en tu propia casa, a la que le has dado millones de dólares, es dónde menos te valoran”, añadió.