Descubren desde Chile un planeta gigante con su núcleo expuesto

Descubren desde Chile un planeta gigante con su núcleo expuesto

Desde el Observatorio La Silla, ubicado en el desierto de Atacama, un equipo de científicos internacionales detectaron un planeta con un tamaño cuatro veces mayor que la Tierra y con su núcleo expuesto.

Se trata TOI-849 b, un planeta inusual que está ubicado a 730 años luz de la Tierra, y que está dentro de lo que la astronomía conoce como “desierto neptuniano”, una zona muy cercana al Sol, donde la temperatura es muy alta y donde casi no se encuentran planetas gaseosos, ya que su atmósfera se evaporaría.

“Una bola gigante de roca”

“Encontramos un planeta extrasolar similar al tamaño a Neptuno, que probablemente fue el núcleo de un planeta gigante en el pasado, un núcleo expuesto”, explicó James Jenkins, astrónomo de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, agregando que es el primer mundo de este tipo en ser descubierto.

TOI-849 b tiene una masa 40 veces superior a la de la Tierra, pero su densidad es muy parecida a la de nuestro planeta, por lo que “o bien tiene muy poca atmósfera o simplemente no tiene una, siendo así una bola gigante de roca“, indicó el también investigador del Centro de Excelencia en Astrofísica y Tecnologías Afines (CATA).

“Los modelos computacionales que utilizamos para explicar nuestro descubrimiento indican que este gigante de gas perdió su envoltura exterior, es decir, su atmósfera, dejando la cáscara rocosa que descubrimos. Lo anterior nos entrega la posibilidad de investigar más a fondo los detalles sobre los núcleos de los planetas gigantes de gas, algo que es difícil de hacer incluso en nuestro propio sistema solar”, detalló Jenkins.

Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito

La señal de este nuevo planeta fue primero descubierta por el Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito (TESS) de la NASA. Tras esto, se realizaron mediciones fotométricas de seguimiento que permitieron la confirmación de su señal.

La confirmación final fue determinada a través de un sofisticasdo instrumento denominado HARPS (Buscador de Planetas por Velocidad Radial de Alta Precisión en español) del Observatorio La Silla.

“TESS encontró la primera pista en octubre de 2018, posteriormente tomó un año obtener las mediciones de seguimiento para confirmar el planeta y medir su masa. Las pruebas adicionales y la redacción de nuestro trabajo significaron que todo el proceso ha llevado casi dos años“, señaló Jenkins.

Finalmente, el científico afirmó que su equipo pretende continuar monitoreando este sistema en búsqueda de planetas adicionales y también para determinar si queda algo de la atmósfera para poder estudiarlo. “Los modelos sugieren que la atmósfera no puede ser más del 3% de la masa del planeta, sería grandioso confirmar que nuestra hipótesis es correcta”, concluyó.