Centro Sismológico: El terremoto futuro ocurrirá entre Los Vilos y Pichilemu

Centro Sismológico: El terremoto futuro ocurrirá entre Los Vilos y Pichilemu

El director de la entidad, Sergio Barrientos, explicó que la zona registra una “laguna sísmica” y ha acumulado alto nivel de energía con el paso del tiempo.

Aquel movimiento telúrico de gran magnitud puede esperarse para los próximos años, sostuvo el científico.

A raíz de la seguidilla de sismos en la zona norte del país, el director del Centro Sismológico Nacional, Sergio Barrientos, apuntó que existe otra zona que se encuentra acumulando energía hace tiempo y que hace previsible un terremoto dentro de los próximos años: “Entre Los Vilos y Pichilemu”.

Barrientos explicó en El Diario de Cooperativa las lagunas sísmicas, fenómeno que “corresponde a un sitio donde uno sabe que han ocurrido terremotos en el pasado y de manera frecuente en la historia se ha repetido varías veces y no han ocurrido terremotos importantes en mucho tiempo”.

Además, apuntó que existe una convergencia de 6,5 centímetros que se acumula cada año por la Placa de Nazca bajo la Sudamericana y que, con el tiempo, “se atascan y transcurre el tiempo y estos centímetros cada año se siguen acumulando y se liberan en un solo terremoto cada 100, 120, 150 años en un región”.

“Uno podría esperar el equivalente a ese desplazamiento de las placas de varios metros, en 100 años corresponde a 6,5 metros, entonces cada uno de esos 6,5 metros corresponde a un terremoto del orden de 8 o superior”, agregó.

En este punto, señaló “hay ciertos lugares en Chile donde no han ocurrido terremotos en mucho tiempo, hace más de 100 años, por eso uno lo clasifica como laguna sísmica”, lo que sería la zona central del país.

“Esta zona también está acumulando y mientras más tiempo transcurra más energía se va a ir acumulando, pero yo diría que está limitado el lugar donde va a ocurrir el terremoto futuro, quizás en años más, que está limitado por Pichilemu al sur y por Los Vilos al norte“, dijo.

Respecto a la situación en el norte, el experto indicó que ha habido tres sismos importantes en septiembre, pero que “están demasiado separados como para pensar que uno haya gatillado el otro, que sean consecuencia del otro”.